Estudio de ratones con falta de control de la transmisión dopaminérgica producto de la carencia del autoreceptor D2 como modelo animal del Síndrome de Tourette. 

Introducción

El Síndrome de Tourette (ST) es un desorden neurológico caracterizado por movimientos involuntarios (tics) usualmente diagnosticado con psicopatologías comórbidas, como el Desorden Obsesivo-Compulsivo (DOC) y el Desorden de Déficit de Atención e Hiperactividad (DDAH). El ST parece ser un desorden del desarrollo de base genética, resultado de la incorrecta maduración de los circuitos inhibitorios del cerebro. Diferentes estudios han implicado a los ganglios de la base en el ST, sugiriendo que la activación anormal de las neuronas estriatales es un componente clave de la enfermedad. Nuestro laboratorio propone que una disminución en la función regulatoria del autoreceptor de dopamina D2 en las neuronas dopaminérgicas del cerebro medio subyace a la fisiopatología de la enfermedad. Dado que el ST es comórbido con el DOC y el DDAH, se decidió realizar un abordaje de amplio espectro utilizando baterías de test conductuales diseñadas para estudiar múltiples fenotipos, a fin de poder entender como el circuito dopaminérgico y sus modificaciones contribuyen a este trastorno y enfermedades relacionadas.